fbpx

Tu compra debe ser de mínimo 30.000 pesos

Lonchera: Una palabra nostálgica para papás, mamás y abuelos

Lonchera: Una palabra nostálgica para papás, mamás y abuelos

Este año, 7 millones de niños y niñas regresarán a sus clases presenciales luego de estar un largo tiempo en la virtualidad.

Para muchos de ellos, el encuentro con sus amigos y profesores es primordial, porque además el espacio se presta para el juego y la diversión.

Lo es también para los padres, quienes han tenido que cambiar sus dinámicas de vida y trabajo mientras los niños estudian desde casa. Con esta noticia, los padres podrán retomar sus rutinas presenciales o virtuales con una disponibilidad de tiempo más extensa.

dulcería.co, ha pensado en los padres que han vivido sus experiencias estudiantiles,  y les quiere traer buenos recuerdos con los dulces y las comidas que se empacaban en las loncheras en otros tiempos.

Aquí les compartimos entonces 10 modelos de loncheras, los alimentos que se consumían y que a veces se empacaban en ellos, y que alguno de estos hace parte aún de nuestra Dulcería.

Un story time de loncheras desde 1880 hasta hoy

El inicio de las loncheras se encuentra marcado por el estatus social, y la falta de tiempo y dinero para consumir una comida caliente. En este tiempo los niños hicieron uso de cajas metálicas de galletas para llevar su comida allí dentro.

Después de observarse esta particularidad, llega en 1902 la lonchera para niños, la cual tenía una forma de cesta de picnic y algunas litografías que mostraban niños jugando.

Ya en los años 1950, la compañía Aladdín logro vender alrededor de 600.000 loncheras con el dibujo de un vaquero.

Más tarde, corriendo el año de 1962, se produjo en masa las loncheras con diseños en Metal. El personaje de Aladdín producido por Walt Disney Feature Animation, se estampa en metal permitiendo efectos 3D.

En el año de 1953, las loncheras se acompañan de termos. En este tiempo el dibujo animado del vaquero Roy Rogers se populariza, dando paso a diseños con colores brillantes.

Finalizando la década de los 50, las loncheras toman forma de bóvedas. Una de las más famosas fue la del autobús de Disney.

En los inicios de la década de los 70, se genera un declive en las loncheras de metal por todo el mundo, quedando, como última especie, la lonchera con la imagen de Rambo.

En el año 1987, se hicieron populares las loncheras plásticas, las cuales presentaban menor costo en su producción.

Luego, en el año de 1998, se transforma la lonchera al tener nuevos materiales, especialmente la tela, donde hay diseños nuevos. Posteriormente, reaparece la lonchera metálica.

Finalmente, el año 2014 y los siguientes años hasta hoy, muestran como existen diversas texturas, formas y diseños de loncheras, tanto metálicas como plásticas. Los dibujos animados siguen siendo tendencia.

La comida de lonchera de nuestros padres

Hicimos preguntas a algunos padres y personas que vivieron su niñez y juventud entre los años 70 y 80, sus recuerdos se remiten a las comidas hechas en casa alrededor de las arepas y los sánduches con huevo, muchas veces empacados en papel aluminio y en empaques plásticos que ya tenían otro uso como el de la mantequilla y el lavaplatos.

Otros, con las capacidades económicas que tenían podían ir a la cafetería de la escuela. Existía para un caso específico, una fórmula de 5 pesos, donde se comía pan, pastel, pastelito y coca-cola. También podían consumir yogurt y frutas.

Otras personas, hablaban de las preparaciones con atún y galletas, que se volvieron populares entre los mismos compañeros de curso.

Ocasionalmente, por circunstancias económicas, los estudiantes realizan comitivas para elaborar un menú comunitario donde a cada estudiante se le asigna un producto para cocinar, para que todos puedas acceder a él. Todos debían compartir lo que se les había asignado para el día siguiente consumirlo en los tiempos de descanso.

También existió una preparación curiosa: el cascajo. Este consistía en rayar y fritar papas, y consumirlo con salsa.

Algunos tenían también la posibilidad de llevar termos con jugos.

El mecato de la nostalgia

Hablar del mecato durante el consumo de la lonchera en los descansos, arranca más de un suspiros con quienes conversamos. Y es que el bombom bum, el súper coco, y las chocolatinas Jet, marcaron la vida de muchas infancias.

De las chocolatinas Jet, por ejemplo, se habla de la curiosidad por abrirla y encontrarse con láminas que luego podían pegar en un álbum que contenía muchas imágenes del mundo natural.

El barrilete era otro de esos dulces infaltables en la lonchera. Por su tamaño, muchos niños lo compartían y de esta manera obtenían en cariño y la amistad de algunos estudiantes.

Lea aquí los relatos sobre postres típicos colombianos.

Los sparkies y las frunas, al igual que el barrilete era uno dulces primordiales para compartir con los compañeros de la escuela y una forma de prolongar la lealtad de los amigos, que constantemente los pedían.

Otro mecato que gustaba mucho era el de los masmelos. Algunos, corrían con la suerte de reunirse con otros amigos para asarlos. Esto les generaba una sensación de bienestar y placer durante el consumo de los alimentos. Esto lo convertiría con los años en un dulce top para los cumpleaños infantiles.

Finalmente, el Bubaloo se convirtió en tendencia, pues muchos chicos empezaron a encontrar en él algunos tatuajes temporales. Esto era un encanto, porque cada chico mostraba que tatuaje le había correspondido y se comprometían a estar tranquilos para que sus madres no los fueran a regañar por tener algo en el cuerpo.

 

¿Ustedes ya escogieron cual va a ser su mecato nostálgico por estos días que los chicos vuelven al colegio de forma presencial?

  • Grissly Colmillos x50

    0 out of 5
    $7,500 $7,000
  • Millows Mini

    0 out of 5
    $4,500 $4,100
  • Labios Rojos x40

    0 out of 5
    $12,900 $11,900
  • Bon Bon Bum Surtido x12

    0 out of 5
    $4,300 $3,900

Share this post


Acaba de agregar este producto al carrito:

Ir al contenido