fbpx

¡QUIERO PAZ, QUIERO AMOR, QUIERO DULCES POR FAVOR!

¡QUIERO PAZ, QUIERO AMOR, QUIERO DULCES POR FAVOR!


El año 2020 ha traído una experiencia nueva y compleja para millones de familias en el todo mundo. La llegada del Covid-19 obligó a todas las personas resguardarse mientras los esfuerzos científicos se concentran en encontrar una vacuna que mitigue el riesgo de contagio y se eviten muertes por esta razón.

De esta experiencia tampoco se salvan los niños.

Es la primera vez en muchos años, que para la mayoría de ellos está prohibida la salida de sus casas y en consecuencia tampoco pueden ir a la escuela, el lugar donde estaban acostumbrados a encontrarse con otros niños para compartir, aprender, jugar y disfrutar.

Por otro lado, se encuentra la situación de los niños pequeños que no comprenden las razones por las cuales todas las personas que ven, incluyéndolos, deben usar el tapabocas: no están acostumbrados a llevarlos consigo cuando logran tener un espacio para salir de sus casas y por esta razón, algunos sienten miedo, se resisten o lloran si sienten que tienen que hacerlo por mucho tiempo.

Desde ese horizonte de vida, la modalidad virtual se ha vuelto indispensable para lo cotidiano y lo académico, pero ha puesto a los docentes, padres de familia y vecinos en lugares muy difíciles al momento de llevarlo a la práctica.

Se revela un nivel profundo de desigualdad a la hora de interactuar con los niños para asignarles unas rutinas de estudio, descanso, y

socialización que busque por lo menos compensar el ritmo social y académico que llevaban anteriormente para cumplir objetivos del período educativo.

Lastimosamente, todo el conjunto familiar y comunitario y el sistema educativo han tenido dificultades para adaptarse a las dinámicas nuevas y se sigue pidiendo a gritos la oportunidad de volver a la escuela de forma presencial.

Lo paradójico, es que aunque éste sea el deseo en general, también existe el temor de que los contagios aumenten aun cuando se han establecido medidas preventivas y de alternancia que piensan ser implementados en estos espacios.

Este panorama, revela sin duda un grave riesgo para la buena salud mental de los niños.

Adicionalmente, después de casi unos siete meses de implementar diversas medidas en el calendario escolar que ahora es virtual y las medidas generales de aislamiento preventivo como la cuarentena, el toque de queda, el pico y cédula y los permisos por horas, las familias reciben la noticia de que se suspenderá y/o restringirá la celebración del Halloween de acuerdo al estado de emergencia que presenta en cada ciudad.

Esto perjudica a muchas de ellas, las cuales han tenido esta celebración como tradición y los niños verán frustrados sus deseos de disfrazarse y recorrer las calles, centros comerciales y las casas de sus vecinos gritando la conocida consigna: “Quiero paz, quiero amor, quiero dulces por favor”.

Para Dulcería.co los niños son muy importantes.

Por esa razón, estamos de acuerdo con lo que plantea el gobierno nacional y local frente a esta decisión, sobre la importancia de buscar alternativas que puedan permitir el espacio de celebración con los niños invitándolos a que se disfracen y pongan a volar su imaginación en casa, con elementos que puedan obtener fácilmente, y con las iniciativas que instituciones culturales y recreativas han dispuesto desde sus canales virtuales.

En este sentido, queremos los padres compartan con los niños y jueguen con ellos a encontrar los múltiples tesoros escondidos que pueden encontrarse a lo largo de los pasillos, cuartos, patios, miradores y cocina, que estén llenos de dulces que se han puesto previamente y con los que podrán imaginar luego, la construcción de una enorme isla.

Para ello, aquí pueden encontrar el catálogo de dulces para Halloween que ofrecemos y que se encuentran a precios terroríficamente bajos.

Al finalizar el día pueden decidir cerrar la celebración con una preparación casera de alguna comida de sal o pueden seguir el camino del dulce con una receta deliciosa que compartimos hace algunos meses y que pueden ver aquí.

Desde Dulcería.co llevamos una voz de esperanza para que los niños no pierdan su capacidad de asombro en todo momento, aunque las circunstancias no sean las ideales.

¡Cuenten con nosotros!

Share this post


Acaba de agregar este producto al carrito: